Casi 30.000 habitantes del medio rural tienen ‘internet real’ gracias al Plan de Extensión de Banda Ancha de la DPH

Con este plan se pretende ofrecer igualdad de oportunidades a quienes viven y trabajan en los pueblos con respecto a los habitantes de las ciudades

 

El Plan de Extensión de la Banda Ancha de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ya permite el acceso rápido a internet a 309 de las 321 localidades altoaragonesas que aspira a conectar. Esto supone que casi 30.000 habitantes tienen ya la posibilidad de disfrutar de conexión a alta velocidad.

Según ha informado la institución provincial en una nota de prensa, el ritmo de implantación desde que comenzara a desarrollarse este plan ha sido ágil y va a permitir que en los próximos meses se ejecute la inversión total del plan en la provincia, que roza los 5 millones de euros.

La Diputación de Huesca ha apostado por eliminar la brecha digital entre los habitantes del medio rural y los del medio urbano, contribuyendo así a ofrecer igualdad de oportunidades a quienes viven y trabajan en los pueblos con respecto a los habitantes de las ciudades, de forma que todas aquellas acciones que requieran de una conectividad a internet puedan realizarse en óptimas condiciones, ya sean las tramitaciones administrativas, mejoras para el trabajo que puede realizarse desde casa o desde las empresas ubicadas en los pueblos o para el ocio de los ciudadanos, tanto a nivel particular como colectivo.

La DPH inició a finales de 2018 el despliegue por fases del Plan de Extensión de Banda Ancha, fruto de un convenio de colaboración entre la institución provincial y el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Hacienda, que posibilita acceder a la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) 2014-2020, y del Departamento de Innovación, Investigación y Universidad.

El objetivo de este plan ha sido, desde el primer momento, ofrecer una conexión óptima a internet –de entre 30 Mbps hasta 100 Mbps–, a través de una contratación tan asequible como la del medio urbano, en las denominadas ‘zonas blancas’ según Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, cubriendo así aquellos núcleos de más de 20 habitantes en los que no operaban ni las operadoras privadas ni los incluidos en el plan de banda ancha Conecta Aragón. La empresa aragonesa Embou, perteneciente al grupo de telefonía Más Móvil, fue la adjudicataria del proyecto.

MEJORAS

Este plan va a suponer mejoras en múltiples servicios, que van desde mayor agilidad en la administración electrónica, por ejemplo, para los propios ayuntamientos, para los centros de salud o para los colegios, hasta nuevos servicios a los que el sector social puede recurrir para atender, entre otros, a personas en situación de soledad, sin olvidar la mejora que supone para el entretenimiento y ocio de los ciudadanos, para el acceso a información de bibliotecas y centros culturales.

Tecnológicamente, la empresa adjudicataria tiene el compromiso de permitir la contratación de conexiones a internet de un mínimo de 30 Mbps a todos los vecinos de las poblaciones contempladas en el proyecto, mediante tecnología Wimax –ondas de radio– y donde sea posible, alcanzar los 100 Mbps desplegando para ello fibra óptica.

 

 

MÁS INFORMACIÓN:

 

 

Uso de cookies

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies